En este momento estás viendo Ballet para adultos en Barcelona- Tu hábito atómico

Ballet para adultos en Barcelona- Tu hábito atómico

¿Conoces el poder de los hábitos atómicos? ¿El ballet para adultos puede ser un hábito atómico?

El mejor ejemplo de un hábito atómico es la siesta. Son 15 minutos que cambian toda tu energía y buen humor para el resto del día.

Un cliente me comentó que le gustaba hacer 10 minutos de ejercicio nada más levantarse, porque notaba que le cambiaba el resto del día. Lo sabía porque el día que no lo hacía se notaba todo el día peor.

A mi nunca me ha faltado la danza, por ello cuando mis alumnas dicen que el ballet les ha cambiado la vida siempre pensaba que exageraban. Y no exagero cuando digo que algunas de mis alumnas dejaban las clases porque se iban a su ciudad natal y lloraban (literalmente) diciendo que lo que más iban a echar de menos de Barcelona serían las clases de ballet.

Ahora sé que es verdad, se trataba de su hábito atómico para la vida.

Yo misma cambie mis horarios de comida al horario europeo, sorprendida de cuanto afectó este minúsculo detalle a mi vida.

Antes estaba todo el tiempo picando y me costaba concentrarme. Ahora me siento centrada y estoy llena de una energía de satisfacción. Me cundiera más el tiempo y lo mejor es que eso ha llevado a que incluya otros hábitos atómicos algo más potentes que han llevado a que pueda estar en una burbuja de felicidad, en el peor momento de la historia.

Al renunciar a nuestros buenos hábitos, por el bien común,  muchos hemos podido sentir como nuestra vida iba hacía bajo como en una espiral descendente cada vez más acelerada.

Aunque nunca hayas experimentado un hábito atómico, esta locura te ha permitido conocer su antítesis. Y seguramente estarás buscando cómo volver a subir a tu a la superficie para volver a respirar.

El golpe maestro viene cuando sustituyes un mal hábito por un buen hábito.

Por ejemplo: Quieres empezar a leer más y te gustaría reducir el tiempo que pasas en las redes sociales. Al sustituir uno por otro, no sólo tienes la energía positiva, la paz y serenidad que te produce leer, si no que además eliminas todo la excitación, dispersión que producen las redes sociales.

Si estás pensando en empezar un hábito atómico, el ballet incluye diamantes como; buena postura, respiración,  coordinación, fuerza, flexibilidad, alineación, musicalidad. Además de 1 hora y media alejada del mundo y enfocada en ti.

Cuando empieces este hábito, seguramente no volverás a ser la de siempre.

Si estás preparada para iniciar tu hábito atómico, contáctame con este formulario.

Lorna Gil

Ballet y pilates terapeutico

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.