¿Te tiranizan en tus CLASES DE BALLET? ¡Descúbrelo!

¿Te tiranizan en tus CLASES DE BALLET? ¡Descúbrelo!

Hace tiempo casi entro en shock cuando veo en las redes sociales que circula una historia en el que un profesor de danza se muestra cruel con una chica que sueña con ser bailarina.¡Llenito de LIKES!

Traté de crear un teoría, porque no podía explicármelo. En pleno siglo XXI, contando con PNL, carreras de Pedagogía y psicología. Una sociedad que rechaza todo acto de violencia. Sin embargo, ahí estaba la prueba, todavía hay mucha gente que sintoniza bien con el sadismo y la crueldad.

En el Estudio Lorna Gil pensamos y que un maestro, por el hecho de ser maestro, se presupone un guía en un mundo que ni la pequeña, ni sus padres conoce. Por lo tanto su función es que  la evalúe y la guíe. En la historia, él, asevera que ella no puede llegar a ser bailarina. Así que ella, asume su incapacidad y deja de bailar. Pero ¡ojo! en verdad era una prueba (sádica) del maestro (adulto) que le pone a la niña y ella debe superar, si de verdad es bailarina (o masoca) y ama el ballet por encima de todo (o de si misma).

Ya de adulta, ella, vuelve a preguntarle, queriendo saber porque le asevero tan firmemente que ella no podía bailar. Y descubre que en verdad, si podía llegar a ser bailarina pero que el pensó, que si de verdad quería bailar, ignoraría la evaluación del maestro.

No hay mejor formula para el sufrimiento que no aceptar la aplastante verdad, ni adaptarse a ella. He visto gente entrar en un quirófano por intentar adaptar su cuerpo a un imposible. O decir, ¡Por ti moriría!

captura-de-pantalla-2016-10-27-a-las-16-55-52

 

Un maestro es tu guía en un mundo que no conoces, igual que un médico y pagas por su consejo, conocimiento, no por que te haga pruebas sádicas, para ver cuanto sufrimiento aceptas. Habrá barreras y desde luego el maestro o el médico no las podrá salvar por ti. Pero si te conoce bien sabrá como motivarte (en vez de castigarte) y qué aportarte en cada momento. Y llegado el momento de la derrota, habrás ganado. Porque habrás aprendido  y te habrás conocido. Y  lo mejor lo habrás hecho sin sufrimiento y con buena autoestima.

¿Tu profesor es un tirano o un guía? Cuéntale el cuento, y observa si se horroriza o simpatiza. Y podrás deducir que papel te toca a ti en su cuento, sufridor o aprendiz.

 

Lorna Gil

Ballet y pilates terapeutico

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.